He acudido a mi tienda de informática de confianza para consultar mis dudas con respecto a la compra de un portátil. Lo necesito para trabajar, no tanto para jugar, aunque tampoco lo descarto. Este aspecto no es baladí, ya que el uso que vayamos a dar al equipo siempre nos ayudará a decidirnos entre sus múltiples especificaciones.
¿Cuál es el portátil de moda? Solo hace falta entrar en un Starbucks para comprobar que el Macbook de Apple sigue siendo el rey en este sector. A veces me pregunto qué es lo que hace esa gente con su portátil en un café, pero eso es otra historia…
Durante una época, por motivos de trabajo tuve un Macbook y quedé muy satisfecho. El problema que tienen esta clase de portátiles, lo conocemos todos: su precio. Así que he buscado consejos en la tienda de informática y me han ofrecido otros modelos de otras marcas.
Actualmente están de moda los híbridos, ese cruce entre la tablet y el portátil. En mi modesta opinión, considero que las tablets han alcanzado su cenit. Son aparatos útiles, pero están lejos de lo que supone un smartphone. Las tabletas han pretendido generar una necesidad entre los consumidores que no se corresponde con la realidad. Así que, a pesar de que estén de moda, los híbridos me parecen una opción no tan práctica como nos la quieren vender.
Creo que estoy cerca de decidirme por un portátil de toda la vida. Una de las sorpresas que me llevé en la tienda fue con LG. La surcoreana no es tan popular en el área de los portátiles pero recientemente han presentado un portátil para el mercado estadounidense (no está muy claro que llegue a Europa) que pinta muy bien. Y pinta bien porque se parece mucho al Macbook de Apple.
Que una firma con la capacidad de LG, que es líder en el sector de los televisores, no tenga ningún reparo en inspirarse (o copiar) un modelo de Apple para sacar al mercado uno de sus portátiles demuestra que, al menos en este sector, la compañía de la manzana es la referencia indiscutible.

El mercado de las Tablets se mantiene fuerte en España

Las ventas de Tablets han caído en todo el mundo: la irrupción de los Phablets (móviles de hasta 7 pulgadas) ha relegado a la otrora popular tableta a un segundo plano, haciendo que las ventas de estos dispositivos hayan caído en un diez por ciento con respecto a las cifras del año anterior.
En España sin embargo el mercado de las Tablets ha continuado creciendo: según el Informe Mobile 2017 el número de hogares que cuentan con una tableta en nuestro país ha llegado al 72%, lo que supone un incremento del nueve por ciento respecto a 2016.

Usos de ocio y educativo

En nuestro país el acceso a internet desde tabletas creció un 4% en el último año, situándose en cifras que rondan el 59%. Sin embargo el número de líneas móviles asociadas a tabletas apenas ha aumentado, ya que la mayoría de los usuarios utilizan tabletas con conexión a redes WiFi. Desciende el uso de redes 3G o 4G en tabletas, siendo la de las tarifas prepago la opción preferida frente a la modalidad de contrato.
Esta paradoja responde al hecho de que las tabletas han pasado de ser una herramienta destinada predominantemente al trabajo a convertirse en un vehículo para el ocio y las actividades educativas. Los usuarios de tabletas las utilizan durante algo menos de una hora al día, dedicando la tablet a juegos, lectura de libros electrónicos (ebooks) o uso de redes sociales.

Popular entre niños y abuelos

La excepción la conforman los niños menores de 10 años y curiosamente también los abuelos, que llegan a utilizar las tabletas hasta tres horas al día.
En el primer caso, los padres optan por una tablet para que los niños puedan utilizar aplicaciones infantiles o ver vídeos en Youtube Kids. En el segundo, las tablets permiten a los abuelos guardar las fotos de sus nietos, leer a la prensa en un formato más fácil de leer gracias al mayor tamaño de su pantalla, así como usar whatsApp de una forma más cómoda que la que les ofrecen los móviles.